lunes, 16 de marzo de 2009

“Sin pisar la universidad tuve éxito”

Doña Miriam Emperatriz Vergara Quiroz o doña Mily como le gusta que le llamen, trabajaba haciendo floreros y jarrones en una fábrica de cerámica en Trujillo. Pero lo suyo no era estar ‘encerrada' en una fábrica y a sus 18 años renunció a depender de un jefe y siguió su verdadera vocación: se hizo comerciante.
Con el dinero que recibió de su liquidación (apenas 150 soles), compró una caja de floreros de cerámica que empezó a revender. En un par de días multiplicó esa caja en 2 y en una semana en 5. El negocio iba viento en popa, pero en unos meses la venta de cerámica “se manoseó” y tuvo que emigrar. Se fue a Chiclayo y dos años más tarde llegó a Piura en donde echó raíces y hoy es propietaria de 3 puestos en el Mercado Modelo de Piura.
Además de vender cerámica, ofrece en sus tiendas artículos para el hogar, hace campañas para Navidad o época escolar y acaba de abrir un Spá. Doña Mili es una guerrera.

¿Como empezó su historia doña Mily?
Era muy joven, fue un amigo el que me impulsó a empezar con este negocio y bueno gracias a él ahorita he crecido, sino no hubiera conocido nada. Él me dijo haz esto, haz lo otro.

¿En que trabajó?
Trabajaba en una fábrica de cerámicas en Trujillo, era una trabajadora más, hacía floreros, jarrones, pero me fui y con el dinero que recibí: medio sueldo mínimo, es decir 150 soles, compré una cajita de mercadería. En dos días ya tenía dos cajitas y en una semana tenía 5. La suerte me tinkó porque en ese tiempo la mercadería que yo vendía no estaba manoseada en el norte, estaba en “plena moda”. Me dedicaba a trabajar a los alrededores de Trujillo, la primera vez fui a vender a Casa Grande, a Virú, en los valles y las ciudades pequeñas.

Pero llegó el momento que se “manoseó” la cerámica
Si, allá todo el mundo empezó a vender cerámica. La gente del mercado iba directamente a la fábrica y el consumidor iba al mercado a comprar. Ya no me compraban a mi. Entonces me fui a Chiclayo a los 18 años. Yo no llegué a un hotel o a una galería a vender la cerámica, sino a la misma calle, a la Av. Balta, de manera ambulante.

¿Que tal le fue?
Excelente. Crecí como la espuma. Yo llegaba y la misma gente sacaba mi mercadería de las bolsas, yo apuntaba que llevaban. Pero la Municipalidad reordenó la avenida y nos sacaron. Entonces me vine a probar suerte acá en Piura. Acá también fue un gol.

¿Acá donde empezó?
También empecé en la calle. Me vine al mercado como ambulante en esta recta de tiendas Bata (Jr. Gonzalo Farfán)… pero no fue fácil. Empecé de abajo, trabajando, sacándome la mugre, arriesgándome a muchos peligros porque tu sabes que una mujer que venga desde otro sitio… creo que cualquiera no lo hace. Yo no tuve vergüenza. Dormía cuidando mi puesto, porque en ese tiempo cualquiera venía y te quitaba mi puesto.

Hasta que se posicionó
Tuve bastantes clientes de Paita, Sullana, Talara, les vendía cerámica al por mayor. Es que a mi me gustaba esto, creo que soy hábil para los negocios, a pesar de que en mi familia nadie era comerciante. Puse una tiendita de puros floreros y flores por mayor y menor. Se puede decir que fui la primera que empezó a vender aquí.

NUEVOS HORIZONTES
Ahora el negocio se ha expandido. Hay muchos lugares donde venden floreros de cerámica
Antes la gente valoraba la cerámica, pero todo se ha tirado al suelo, es como si vendieran pan en vez de cerámica. Cuando vi que entró la competencia y ya no se ganaba como debía, opté por otras cosas. Ahora ya no me dedico sólo a la cerámica sino que vendo sábanas, manteles, cortinas artículos para el hogar como platos, tazas, cucharas y hago campañas: en Navidad vendo juguetes, en verano vendo piscinas, sombrillas, paraguas, pasa el verano y vendo ‘escolar’, lo que es mochilas, loncheras.

Y hasta ha abierto un pequeño Spá
He abierto este local desde mayo del año pasado que se llama Spá Mily y gracias a Dios me está yendo bien. En total tengo 3 puestos, dos que son por mayor y este manicure y pedicure. Tengo 5 trabajadores en el Spá y 5 en las tiendas, pero para cuando es campaña doy trabajos a unas 20 personas.

¿Qué satisfacciones le ha dado el mercado?
Satisfacciones pero también problemas. Yo sólo estudié secundaria y gracias a mi propio esfuerzo, ¡sin la ayuda de nadie! y sin la necesidad de pisar una universidad ni de tener mucho dinero, tuve éxito. Antes yo era muy tímida, ahora ya estoy en la cancha y ya sé desenvolverme sola.

TIPS DEL EMPRESARIO
Ser amable
Hacerse amiga del cliente
Ser perseverante
No gastar un sol de tus ganancias
No ser tan confiado

LA FICHA
NOMBRE: Milagros Vergara
EDAD: “Eso no se dice, pero estoy entre los 30”
ESTADO CIVIL: Casada
CARGO: Fundadora de “Comerciales Mily” (Mercado Modelo Mz. 23 Pto. 7, Jr. Gonzalo Farfán)
HIJOS: 3
PROCEDENCIA: “Soy Trujillana, pero me enamoré de Piura”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Videos Youtube

Loading...