miércoles, 18 de noviembre de 2009

“Yo no renuncio fácilmente a mis sueños”

“Yo no quiero verte como ambulante”, cuenta doña Martha Silva Mendoza que le dijo un día su esposo. Treinta años atrás decidió dejar de vender ropa en una galería del Mercado Modelo empezar a preparar cebiche “al paso” de conchas negras en una mesita de sauce. Se colocó un mandil anaranjado y empezó a vender primero afuera de un circo y luego en el paradero de los taxis-colectivos. Desde entonces, la hoy propietaria del restaurante “Los Delfines” y de la cadena de cebicherías “Oasis”, ha sabido lo difícil que es empezar desde abajo. “Desde muy abajo”, resalta. Dueña de seis locales y ferviente creyente en Dios, disfruta ahora del éxito de sus negocios y asegura haber cumplido todos sus sueños.

¿Es muy religiosa, muy creyente?
(Doña Martha hace una oración antes de empezar la entrevista). Dios no es religión. Dios es un cambio diferente de vida.

¿Se aferra a Él en su trabajo?
Por supuesto. Yo soy una mujer empresaria que empezó muy abajo. Empecé a vender en una carreta, luego en un puesto, ahora tenemos 6 puestos y otros negocios, yo no renuncio a mis sueños fácilmente, tengo un corazón muy joven (…)

Usted empezó muy abajo, ¿era ambulante aquí en el mercado?
Si. Yo antes vendía ropa en la galería de atrás, pero decidí buscar otras alternativas. Yo me iba a las ferias a vender ropa y una vez se puso frente a mi se puso una señora a vender cebiches de conchas negras. Yo dije “¡cómo vende, no necesita dinero, ni capital!”.

¿Qué aprendió de esa señora?
Me hice amiga de ella y ahí aprendí a preparar cebiche. Ella me contaba que su trabajo le había dado muchas alegrías, me enseñó un álbum con fotos de su casa. “¡Wow!” dije, “yo aquí vendiendo ropa y estoy endeudada”. ¡Ah no! Le comuniqué a mi esposo que me iba de ambulante. “Yo no quiero verte como ambulante” me dijo pero ¡Necesitaba trabajar porque tenía mi casa hipotecada!

¿Dónde empezó?
Aquí afuera de las galerías. (…) Antes esto era paraderos de taxis - colectivos del Comité de la Av. Circunvalación. Yo me puse un mandil, comencé a preparar tres porciones de conchas negras y les comencé a dar una degustación. Eso fue hace 17 años. Era solo una mesa de sauce con un plástico naranja, así empecé.

¿Cuánto tiempo pasó para poder tener un local propio?
Antes de venir acá empecé en un circo en San José. Vendía cebiche de 5 de la tarde a 11 de la noche. Hay un señor que todavía vende hamburguesas que fue mi primer cliente que me dijo: “Hijita te vas a varar, anda trae café, hamburguesas”. Yo sentía vergüenza. (…) En el circo estuve una semana. Acá en el mercado seguí vendiendo cebiche y en un lapso de 6 meses ya no vendía 100 (cebiches de) conchas, sino 400, 500 (cebiches de) conchas diarias. Llegué a vender hasta 4 mil conchas diarias. ¡Sacos de conchas!

¿Vio entonces una oportunidad para crecer?
Así es. Las personas me empezaron a preguntar si no tenía otro tipo de comidas.

UNA TRIUNFADORA

¿Cuántos locales tiene?
Todos mis hijos administran mis locales. En este local (Av. Blas de Atienza) trabajo con mi hija, adentro trabaja mi hijo, en el anexo trabaja mi otra hija, en el local de Los Delfines trabaja mi yerno. En el mercado tengo tres locales llamados ‘Oasis’.

Gracias a su arduo trabajo logró abrir el local de ‘Los Delfines’
Así es. El 20 de noviembre cumplimos 11 años.

Ha comprado un local en Catacaos. Esa es su nueva adquisición…
Me costó bastante. Ya mismo termino de pagarlo. En 5 meses empiezo a construirlo. Ya tenemos un proyecto, un plano, un estudio técnico. No es un local cualquiera. Estos fue por necesidad, pero ese local lo voy a abrir con todo lo que la ley manda.

¿Es usted una mujer feliz?
Muy feliz, demasiado feliz.


TIPS DEL EMPRESARIO


- Aferrarse a Dios
- No desmayar
- Lograr pasar obstáculos
- Amor, “es el ingrediente primordial”
- Ser honesto


Salí embarazada a los 16 años. En el colegio no me recibieron con mi hija pequeña, así que terminé mi secundaria en un colegio particular. Siempre he tenido deseo de superación y de ambición, pero sana.


LA FICHA

NOMBRE: Martha Silva Mendoza
EDAD: 47 años
ESTADO CIVIL: Casada con José Masías Cevallos “Dios me puso al mejor esposo del mundo”.
HIJOS: 3 y 5 nietos
CARGO: Dueña de cebicherías Oasis (Av. Blas de Atienza puesto 6 y 7) y Los Delfines (Av. Integración, Mz. B 2 – 2, A.H. 18 de Mayo).

martes, 10 de noviembre de 2009

“Este es un mercado de historias”

Era el último rincón de la ciudad y hasta allí llegó para fundarlo don Miguel Alburqueque Estrada y unos 400 comerciantes más. El Mercado Central de Piura está de fiesta y cumple este 14 de noviembre medio siglo de existencia, entre la desidia y el olvido de sus autoridades, entre el tugurio y el desorden de sus comerciantes y entre la tolerancia y la ‘paciencia’ de sus comensales. Don Miguel, un hombre de 74 años, es sin duda una voz autorizada para contarnos el rosario de anécdotas que tiene el principal centro de abastos de la ciudad al que a diario concurren miles de personas.

¿Cómo y dónde se fundó el mercado?
El Mercado Central se fundó en el año 1958 y se terminó de construir un 14 de noviembre del año 1959. Los del mercado viejo (ubicado en la calle Lima frente al Poder Judicial de calaminas y esteras) nos vinimos acá un 19 de marzo. Días y meses pasaban y no se veía nada, la gente no venía, porque esto era lo último de Piura.

¿Quiénes fueron los primeros comerciantes?
Había grandes comerciantes mayoristas y minoristas. En ese tiempo éramos unos 400. Se cubrió totalmente el mercado con los que vendían abarrotes, verduras y frutas. Algunos puestos quebraron y se fueron, porque al principio no se vendía. Se sufrió por lo menos un año, dos años.

¿Como ha ido cambiando el mercado en todos estos años?
Bueno, que le digo. De cambios no he visto ninguno. Ha habido pequeños cambios, pero bueno, allí estamos, digamos, esperando…

¿Cuántas autoridades ha visto pasar y no han hecho nada por el mercado?
Ufff..., bastantes, muchas autoridades que ya casi ni recuerdo.

¿Pero resaltaría a alguien?
Bueno, al que hizo el mercado que fue el señor Antonio Li Rodríguez. Él luego hizo el Mercado Anexo, el Palacio Municipal… ¡cuántas obras dejó ese señor!, tenía una buena amistad con nosotros. Por ejemplo venía y nos preguntaba: “¿qué falta?”, “¿qué problemas hay?”; y nosotros le decíamos: “bueno señor mire falta esto, falta lo otro” y él de inmediato lo arreglaba (…) Otro que resalto es el señor León Monzón, un hombre preocupado por el bienestar tanto de la ciudad como el mercado. Su obra grande fue el Coliseo Cerrado.

Este mercado sufrió un incendio, ¿usted también fue damnificado?
Fue algo triste. (Don Miguel empieza a llorar) no sé si pueda contarlo. Fue un incendio producto de un cortocircuito – eso decían – y allí yo perdí 25 años de trabajo, perdí todas mis cosas. Después de dos años de sufrimiento volvimos a ingresar al mercado porque todas las autoridades nos dieron la espalda. Gracias a Dios vino el (en ese entonces) ministro de Justicia Carlos Blanca Bustamante y yo y 4 personas fuimos a hablar con él y nos atendió.

Se emociona bastante…
Es que usted no se imagina lo que es trabajar tantos años y que venga un incendio y lo sorprenda. En la noche esto fue un infierno de llamas. Era mi trabajo. Yo estaba en una juguería y el incendio fue el año 1985.

Le ha entregado prácticamente toda su vida al mercado
Así es. Este es un mercado de historias… Yo tengo 9 hijos y todos han crecido aquí en el mercado. (…)

EL CABALLITO

Se vienen las elecciones y las autoridades volverán a hablar del mercado como un “Caballito de batalla” ¿Qué piensa de eso?
Créame amigo, con toda sinceridad, que he perdido la fe a los hombres, yo solamente confío en Dios, me aferro a él. Nosotros los hombres con esta sabiduría que él nos ha dado estamos haciendo las cosas mal, le damos la espalda a Dios.

¿Cuántos fundadores todavía hay en el Mercado Central, además de usted?
Habremos unos 10, los demás son nuevos. Yo no hubiera pensado llegar tantos años. Son 50 años los que tengo trabajando acá. (Don Luis se vuelve a quebrar) Una vida entera, y me llena de nostalgia, será la emoción que me embarga de pensar que he pasado tantos años aquí en este mercado.

¿Qué harán por el aniversario?
Yo voy a poner aquí una pancarta grande, como lo hice cuando cumplimos 40 años, en donde dirá “Feliz Aniversario Mercado Central. Cumplimos 50 años trabajando incansablemente y dándole gracias a Dios por estos años transcurridos”. Luego viene mi propaganda comercial: “Los invito a mi cebichería Delicias (Mz.25 puesto 6 Mercado Central) a saborear los platos, los cebiches”. Algo bonito, es un día especial.
“He tenido una frutería, luego una juguería y después una cebichería. Le he dedicado mi vida entera al Mercado y me gustaría algún día verlo diferente”.

LA FICHA
NOMBRE: Miguel Alburqueque Estrada
EDAD: 74 años
ESTADO CIVIL: Casado
HIJOS: 9 hijos
CARGO: Fundador del Mercado Central de Piura

lunes, 9 de noviembre de 2009

“He cumplido parte de mis sueños”

Caminaba un día por el Mercado Central de Lima cuando a Roxana Alvarado Ramírez la invitaron a ser parte de unas clases de chocolatería. Como jugando, empezó a convertir la cobertura de chocolate en verdaderas exquisiteces que empezó vendiendo primero a su familia y más adelante a empresas e instituciones públicas. Han pasado más de 10 años y aquella joven que dejó Piura para irse a vivir a la capital con su esposo, un militar destacado allá; ha vuelto convertida en toda una microempresaria en el mundo de la chocolatería y ahora enseña a otras mujeres – a través de talleres – que se puede hacer un negocio propio en base a mucho esfuerzo y trabajo. Su empresa: “Chocolatería Roxi”.

¿Cómo empezó en este dulce negocio?
Mi esposo es militar y lo cambiaron a Lima y tuvimos que irnos todos. Un día pasaba por el Mercado Central me dijeron “Si compras una cobertura entras a las clases gratis”. Y yo pensé “¿cómo será?” y entré, me gustó y con esa misma cobertura que compré hice mis chocolates de manjar blanco.

¿A quien le vendió los primeros chocolates que hizo?
A mi esposo, a mi familia. Entonces luego cada vez que había una fiesta yo hacía chocolates y le decía a mi esposo: “diles que yo los he hecho, promocióname”, y así empecé, como jugando porque no sabía absolutamente nada de chocolatería y no tenía noción de lo que era.

¿Cuántos chocolates empezó preparando y ahora cuántos prepara?
Empecé preparando una cajita cuando había cumpleaños de los amigos de mi hija, de mi esposo. Ahora ya preparo cantidades. Por ejemplo ahora he venido a Piura para preparar un pedido especial para una misa. Me han pedido 500 chocolates de bombones y paletitas 100.

Sus clientes ahora son instituciones, empresas privadas
Así es, allá en Lima por ejemplo para el Día del Padre, se reúnen a los trabajadores y a parte del incentivo se les da un regalo (chocolates) y en los colegios es lo mismo. Ahorita me está auspiciando Negusa.

¿Pensó algún día tener un negocio propio?
No, nunca. Le cuento. Yo estuve trabajando en un colegio como profesora y lo dejé porque este negocio me da más. Dejé mi profesión por los chocolates. Por ejemplo para campaña de Navidad que es la más fuerte.

Usted tiene estudios…
Estudié para auxiliar en Educación y lo dejé. Estuve trabajando como 6 años, pero con mi esposo nos hemos dado cuenta que esto da más. Incluso mi esposo que es militar me ha dicho que está pensando seriamente en pedir su renuncia porque este negocio da más.

Hace chocolates con productos de la región
Sí. He venido a Piura para dictar un curso de chocolatería con productos de la región. Yo hago Bombones de Algarrobina, Bombones de Pisco, Trufas de miel de abeja, etc.

SUEÑO DE EXPORTACIÓN

Ustedes se han dado cuenta de que este negocio da buena rentabilidad
Si, porque es muy rentable, porque con una cobertura te salen un montón de chocolates. La cobertura no es cara y en verdad te rinde.

¿Qué satisfacciones le ha dado este negocio?
Sobre todo que mi hija ya es profesional y el placer que te digan: “¡Qué ricos son tus chocolates!”, eso me emociona, más allá del beneficio económico. He cumplido parte de mis sueños.

¿Ha pensado en la exportación?
Sí. Dicen que se exporta mucho a España. Una amiga me estaba comentando que la mamá de un amigo de mi hija está en España y siempre llevan chocolates de Arequipa y por allí puedo meterme.

TIPS DEL EMPRESARIO
• Trabajar con productos de buena calidad
• Hacerte conocida a través de las ‘recomendaciones’
• Ser perseverante


LA FICHA
NOMBRE: Roxana Alvarado Ramírez
EDAD: 40 años
ESTADO CIVIL: Casada
HIJOS: Una de 22 años
EMPRESA: Chocolatería “Roxi”

Videos Youtube

Loading...