martes, 6 de octubre de 2009

“La gente no quiere empezar de abajo… como yo”


Doña Herminia Correa no conoce la palabra ‘vergüenza’. A los 16 años dejó atrás sus chacras y animales en su natal Molulo, Huarmaca, para venir a la ciudad a labrarse su propio futuro. Una carretilla y varios baldes de refresco fueron su primera fuente de trabajo que más adelante cambió por la carne de chancho, aquella que sus manos convirtieron en exquisitos chicharrones que hoy vende en cantidades inimaginables. Ni la mal llamada gripe “porcina” pudo con esta luchadora mujer que a continuación nos cuenta su historia.

Usted vivía en Molulo, Huarmaca. ¿Por qué vino a Piura y a que edad?
Yo vine a los 16 años. Vine a trabajar, a buscar un mejor futuro para mí. Me vine a la casa de un tío y él me dijo que trabajara en casa, pero yo no quería trabajar en casa. Me iba al mercado, veía que la gente vendía y dije “mejor voy a comprar una carreta para vender”.

Una carretilla fue su primera herramienta de trabajo
Si. Empecé vendiendo refrescos, de ahí conocí a mi esposo, me acompañé y tuve a mi hija. Mi esposo en ese tiempo no tenía trabajo. Lo poquito que ganaba no alcanzaba. Entonces a una amiga le conté que no tenía trabajo, que no alcanzaba para la leche de la bebe y ella me dijo “¿por qué no vamos a vender?”, y le dije “¿pero qué vamos a vender?” y ella me dijo “vamos a vender cebiche”. Pero mi esposo estaba de viaje, y el dije que tenía que esperarlo.

Ya tenía dos triciclos
Así es. Mi amiga me preguntó quién iba a manejar y yo le dije “yo manejo, porque yo aprendí con mi tío”.

¿Qué lugares recorrieron juntas?

Primero empecé en la Av. Grau. En ese tiempo estaba ahí el desaparecido Cine Variedades. Empecé vendiendo solamente dos kilitos de chancho y luego hemos ido subiendo. Luego vinieron los municipales y me sacaron. Luego me fui a una esquina que se llamaba Monterrey. En esa esquina pude trabajar sin problemas porque tenía amigos del Concejo y no me sacaban, pero los restaurantes se molestaban d que a mi no me sacaran. Ahí estuve muy buen tiempo

Y ahora ¿cuántos kilos vende?
Ahora vendo 50 kilos de chancho diario. Yo les digo a mis hijas que con ese trabajo sirve para que ellos estudien.

Este local primero lo alquiló y ahora ya es suyo…Si, empecé alquilándolo y ahora ya es mío. Primero alquilé la parte de adelante y luego ya he comprado esta parte (la cocina).

¿Cuál es la meta que se ha planteado ahora?
Ahora lo que quiero es hacer este local de tres plantas (pisos). Ya está el plano hecho, estoy esperando para construirlo.

¿Cuál es el secreto de sus chicharrones?
¿El secreto?, ¿quiere mi secreto?... (risas). El secreto es que yo tengo mi granja, nosotros criamos a los chanchos y los alimentamos con puro maíz. Por eso sale la carne bien sabrosa. A los dos años que vendía chicharrones busqué un lugar donde hacer mi propia granja.


GRIPE... ¿CUÁL GRIPE?

¿La mal llamada gripe “porcina” la afectó en sus ventas?
Si me afectó bastante. Las ventas bajaron a la mitad. Cuando salió en la televisión que no era por culpa del chancho

Venía 50 kilos y bajó a 25 kilos… aunque el chancho no tenía la culpa
Si, la mitad dejé de vender como dos meses. Ahorita las ventas ya se recuperaron. El chancho no tiene la culpa.

¿Qué le diría a las personas que empiezan con su triciclo?
Hay pocos que lo hacen. La gente no quiere sufrir. Yo si he sufrido, yo nunca me he avergonzado delante de la gente. Iba con mi triciclo, empujando mi carretilla. Ahora a la gente no le gusta así.

PLATILLO EXQUISITO
Personal: S/. 6.00
Fuente: Desde S/. 15.00



LA FICHA
Nombre: Herminia Correa Cruz
Edad: 46 años
Hijos: 5
Negocio: Chicharronería Correa “No tenemos sucursales”.
Dirección: Jr. Cuzco 896 – Piura

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Videos Youtube

Loading...