viernes, 4 de diciembre de 2009

“El trabajo está en la calle”

Si usted trabaja en un banco, en una AFP o en alguna oficina céntrica de la ciudad, es muy probable que lo haya visto llegar con su gorrita a la moda, una sonrisa como saludo y un postre para matar el hambre. Raúl Sisniegas Bulnes, o “Nabo” para los amigos, perdió su trabajo en un dealer de teléfonos celulares en Chiclayo – a donde se fue a trabajar – y empezó a repartir curriculums por todos lados. Nadie lo llamó. Regresó a Piura y lejos de insistir en buscar trabajo, lo generó él mismo. Empezó a preparar postres de primera calidad, que hoy vende de oficina en oficina. Su filosofía de vida es: “La gente que diga no tengo trabajo es una persona ociosa. El trabajo está en la calle, tienes que recogerlo de alguna manera”.

¿Antes de hacer postres, a que te dedicabas?
Trabajé en Chiclayo todo el año pasado. Estuve trabajando 5 meses en Interamericana vendiendo camiones y posteriormente en Nextel los dos meses siguientes: octubre y noviembre.

¿Por qué regresaste de Chiclayo. Te iba mal?
De interamericana me pasé a Nextel por era una mejora económica. Pero el dealer de Nextel cerró y para Navidad me vine a Piura. En enero y febrero me di un pequeño relajo en la playa, buscando chamba, repartiendo curriculums por todos lados. Nadie me llamaba. A finales de febrero, al ver que nadie me llamaba me dije: “¿qué sé hacer?”, “yo sé preparar postres”, me respondí.

¿Quien fue tu primer cliente?
Mis primeros clientes fueron en una oficina del City Bank. Empecé con un pie de limón, al segundo día hice 2, al tercer día hice 3, al cuarto día hice empanadas y después alternaba con sándwich.

Fuiste ganando clientes…
Ya no solo iba a City Bank, ahora me iba a Rímac, Pacífico, Prima AFP, más o menos a la hora de la mañana les da hambre a todos. Luego fui a la Escuela de Post Grado de la UNP y a la Municipalidad de Piura en algunas oficinas.

¿Quién te enseñó a preparar postres?
Desde chico me gustó la cocina. Aquí está todo (Raúl abre una pequeña biblioteca y muestra sus libros de repostería), cuando no sé preparar un postre, leo y al toque me salen. Ah, mi mamá también me ayudó.

Sabías que no eras el único que llegaba a vender… todos los días las oficinas de los bancos se llenan con gente como tú.
Si, pero la diferencia es que yo mismo los preparo, yo mismo los vendo, esa es la ventaja. La gente me conoce y le doy su toque de alegría, sanamente. ¡Ah! yo vendo todo al contado.

Pero tus postres no cuestan S/. 0.50
Mis postres son caseros, los insumos son caseros, de primera calidad. Las empanadas cuestan S/. 1, los sándwich S/. 2.00 o S/. 2.50 los más grandes, y los postres cualquiera de ellos S/. 3.50 como el Pie de Limón, Brownies con bastante Fudge, Pastel de Choclo, de Acelga, de Pollo, Pie de Pecanas.

¿Qué te diferencia de los demás?
Lo que tiene mucho que ver es la forma como ofreces tu producto. Para mi lo que yo preparo es lo más rico que hay en Piura. Si no estás convencido que tu producto es el mejor jamás lo vas a vender. Para mi mis postres son los mejores, los preparo de un tamaño y una calidad que a mi como cliente me gustaría que alguien me brinde. Yo ya estoy mentalizado.

Mucha gente no se animaría como lo hiciste tú… ¿Qué hiciste con la vergüenza?
Nunca ha tenido roche, jamás. Siempre he sido bastante desinhibido. Al comienzo me dio un poco de temor para entrar algún banco y que me saquen. La vergüenza tienes que dejarla de lado en estos tiempos. Tengo hijos, tengo una familia que mantener y no estás haciendo nada malo. Yo decía ‘Diosito no consigo chamba ni nada’, pero no me daba cuenta que me ha dado unas manos buenazas para trabajar y una lengua con buena sazón.

UN NEGOCIO QUE DA PARA MÁS
¿A que aspiras?
Seguir en esto, empezar a crecer, para diciembre alquilarme un departamento con mi propia cocina, para el próximo año un local chico.

Haz visto que es un negocio rentable y que da para más…
Así es. Toda la plata de la mañana, absolutamente toda, es para reinvertirla y todo lo de la tarde ya es la ganancia neta. Antes solo salía en la mañana, pero me di cuenta que no me alcanzaba. Ahora si queda un ingreso líquido que más de 100 soles como mínimo.

Te gusta trabajar independientemente sin un jefe, sin horarios
Por supuesto, ya me han ofrecido trabajo como supervisor en una empresa de golosinas, pero no voy a ganar lo que gano aquí. Ya no tengo la tensión de que me van a decir “Oye levántate temprano”. Yo solo debo levantarme temprano porque sino, no gano plata (risas).

"Todo depende de mí. Si quiero plata tengo que levantarme temprano
para trabajar"


TIPS DEL EMPRESARIO
- Que pierdan la vergüenza
- Que se decidan
- Ser responsable
- Dar productos de calidad

LA FICHA
NOMBRE: Raúl Sisniegas Bulnes “me dicen Nabo”
EDAD: 34 años
NEGOCIO: “Se llama ‘Cien en Uno, Buffets’, por el momento”.
TELÉFONO: 969874221 / RPM *354655 / 304479
DIRECCIÓN: Residencial Vicús B -4, Dep. 404

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Videos Youtube

Loading...